EL GPH, LA CARRERA MÁS IMPORTANTE DE LA PATAGONIA AUSTRAL, RUGIÓ ESTREMECIENDO AL MUNDO TUERCA

Al igual que los cambios climáticos radicales que vivimos en la Patagonia austral, el Gran Premio de la Hermandad 2016 se vivió con un piso cambiante, con características firmes y con intermitentes trampas de hielo, lo que puso a prueba la máxima pericia de los pilotos y navegantes, deportistas que estructuran la elite conductiva en Tierra del Fuego (TDF).
Mi salida hacia el sector de Onaissin, a 100 kilómetros de Porvenir, se produjo a las 4.00 de la madrugada del sábado 14, “viajecito” que inmediatamente me puso en alerta con el despiste de varios auxilios que no lograron sostenerse sobre el hielo que cubría la ruta. Con todos los sentidos más que alerta y en mitad de la larga noche austral, continuamos viaje sobre la escarcha y con intermitentes chubascos de nieve.
Tras el volante, el espejo retrovisor me mostraba una gran fila de auxilios que iban en busca de su puesto de asistencia en ruta y conforman una parte fundamental de la cultura de la Hermandad. Mi arribo a Onaissin fue exitoso y en medio de la oscuridad, me dispuse a preparar los equipos para registrar el paso de los protagonistas.
El transistor de radio me pone en alerta a las 9.00 horas con la largada del primer coche desde Porvenir, el más veloz del clasificatorio, el que abre la ruta de la primera etapa. Todo se vuelve ansiedad y expectación en el tradicional cruce Onaissin, con cientos de personas apostadas en el lugar. Increíblemente 25 minutos después, la adrenalina estalla y los Honda 2000cc de Cristobal Masle y Daniel Preto llegan juntos, habiendo recorrido a alta velocidad 100 traicioneros kilómetros, el multitudinario campamento en las próximas horas se mantendría de pie, devorando con la vista cada paso de los coches de competición.
Error Humano Fatal
Transcurrida gran parte de la competencia, 420 kilómetros, y con importante arribo de las categorías a Río Grande, pasadas las 15.00 horas las informaciones comienzan a ser interrumpidas y anuncian la activación de los dispositivos de emergencia en el sector de la Arcillosa, se desplazan ambulancia y vehículos de rescate en el sector.
Declaraciones de quienes acompañaban a Raúl Morand de (52), relataron que cuatro personas montadas en cuatriciclos salieron en asistencia de un accidente, que involucró a público imprudente. En su afán de prestar ayuda Morand “cruzó la ruta de la carrera” en una zona ciega, siendo llevado de lleno por el coche Volkswagen 322, falleciendo de manera instantánea.
Posteriormente el desarrollo de los hechos fue de acuerdo a protocolo y los comisarios deportivos fueron rigurosos y apegados a lo solicitado por la Justicia, como siempre primando la seguridad, ante todo. Lo cierto es que se autorizó la largada de la segunda etapa, antecedente que refleja un error en el comportamiento del público y no de la organización de la carrera, largada que debiese producirse posterior a las pericias que se realizarían el domingo por la mañana en el sector del deceso. Así las cosas, la suspensión de la etapa se decidió en honor a la seguridad, comprendiendo que las garantías de tan importante evento deportivo motor se resguardan solo con luz día, lo que solo se asegura largando la carrera con los primeros rayos de luz que nos iluminan.
En lo deportivo, los resultados de esta edición GPH 2016 quedaran con los ganadores de la primera etapa en todas las categorías: Mariano Chebel (G), Fufy Mac Kay (F), Daniel Goves (E), Dante Stork (D), Carlos Toledo (C), Luis Marchisio (B) y Elias Maragaño (A).
Todo mi respeto a la familia del señor Morand, el llamado a la cordura del público y respetar las medidas de seguridad en un deporte de alto riesgo. Un accidente generado por imprudentes en la orilla de la ruta, provocó otro con consecuencias fatales. Igualmente, el llamado a la prudencia de los Medios de Comunicación, de algunos quienes no son capaces estar en la ruta y emiten juicios desde la ignorancia y mala intención, eso no es cuidar el deporte que tanto nos apasiona. Cualquiera tiene arrojo detrás de un teclado y eso es lo más lejano a la realidad.

Texto y foto Francisco Pirulo Oyarzo

 
» Nos gusta el debate, pero con respeto. Recuerda: tus comentarios son tu responsabilidad.
» Nos reservamos el derecho a editar o eliminar comentarios ofensivos o fuera de contexto.
» El copiado y pegado masivo de comentarios será causal de bloqueo del autor.